Nuestra Historia

En la década de los cuarentas y a pocos años de haber empezado las obras hidráulicas, la franja fronteriza alcanzó el primer lugar en la producción de algodón, impulsando su cultivo en gran medida por la gran demanda requerida en la industria norteamericana, a consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Esta etapa fue conocida como la Época de Oro del Algodón en la región y dio a Reynosa un extraordinario auge, produciendo una derrama económica considerable.

 

1958  

El Sr. Leonardo Varela Meléndez ingresó a la unión sindical de camioneros perteneciente a la SCT, dedicándose así al transporte de carga, en el cual se transportaban las pacas de algodón de Reynosa al puerto de Brownsville. En aquel entonces también se desarrolló la perforación de pozos petroleros, ya que era una de las principales actividades que se realizaban en Reynosa. El sindicato obtuvo el trabajo para acarrear la tubería de perforación a dichos pozos, es así como empezó a transportar y trasladar equipo a Coatzacoalcos y a diferentes áreas de Veracruz.         


 

1964


Se produjo un alto índice de desempleo en la región fronteriza. A fin de contrarrestar éste problema, el gobierno federal diseña el Programa de Industrialización Fronteriza que da inicio al establecimiento de plantas maquiladoras. El Sr. Leonardo Varela Meléndez tuvo que buscar nuevas opciones en el mercado para seguir consolidándose dentro de la industria de Transportes.
  En virtud de que los intentos por regular el transporte por medio de concesiones no había dado el resultado esperado, sobre todo por la imposición de amparos, se determinó llevar a cabo la regularización del autotransporte constituyendo sociedades anónimas. Con ello se introdujo la estructura empresarial del autotransporte de carga.
 1966  

 

El Sr. Leonardo Varela Meléndez junto con 12 socios más formaron la empresa Autotransportes de Carga del Norte de Reynosa SA de CV, para así iniciar la nueva era de regularización del transporte en México, donde se les asignaban a los transportistas las rutas a cada empresa por medio de comités de transportistas y se formaron las centrales de servicio de carga en diferentes estados de la República Mexicana.

Así mismo, la necesidad de fortalecer la representación del sector para interponer un frente común a la política estatal, dio como resultado el reagrupamiento en la Cámara Nacional de Transportes y Comunicaciones.

 
    1978

El Ing. Leonardo Varela Reséndez es llamado por su padre el Sr. Leonardo Varela Meléndez para ingresar al negocio familiar, quien  abandona  la industria de la construcción para dedicarse al transporte.

Desafortunadamente un año más tarde, el Sr. Leonardo Varela Meléndez fallece dejando así al Ing. Leonardo Varela Reséndez al frente de la empresa, la cual fundó y sostuvo por más de 20 años.

                          
1988    

Se inicia un nuevo sexenio presidencial y con él la inserción de nuestro país a la era de la globalización. Con el gobierno del Lic. Carlos Salinas de Gortari se echa a andar la maquinaria del Estado para desregular y liberalizar todas las actividades productivas; desincorporar empresas del Estado que durante muchos años se consideraron estratégicas y transformar radicalmente las estructuras de las organizaciones corporativas. Uno de los primeros sectores que se involucró en este proceso fue el autotransporte.

Con la desregulación desapareció la obligatoriedad de pertenecer a las centrales de carga; desapareció también la estructura de servicios regulares por ruta y el especializado por producto; la imposición de las tarifas, para que a partir de entonces éstas se fijen libremente por la oferta y la demanda.